El castigo

sado2.jpg
Podemos definirlo como cualquier pena impuesta a una sumisa por una mala conducta, la técnica para ello es la disciplina, por ejemplo, la suspensión temporal de ciertos privilegios, la privación temporal de alguna posesión, realizar tareas domésticas o tediosas, el confinamiento, la esclavitud, el castigo corporal, etc.
Si una sumisa goza con alguna de estas cosas no deberán ser usadas como parte del castigo. El castigo, cuando se usa correctamente, produce dos reacciones en la sumisa, verá el castigo como una prueba de que su AMO tiene interés en ella y se siente agradecida, pero mientras le está administrando el castigo sólo deseará que acabe.
El papel del refuerzo negativo
El papel del dolor, la molestia, la esclavitud, la humillación, la regañina, la  persecución y   captura, el sexo áspero, etc. en una relación D/s tienen un propósito y una función, recordar a la sumisa la naturaleza de su relación con El AMO, es la manera más directa de sentir el poder del AMO sobre ella, eso no implica en absoluto herir su amor propio ni rebajar su auto-estima
Recordar a una sumisa  su lugar
Muchas sumisas sienten la necesidad de percibir regularmente el poder de Su AMO sobre ellas, se hayan o no portado mal, necesitan ser “maltratadas” y sentir el dolor, algo menos físico y directo no convencerá a la sumisa de que su AMO hará lo necesario para mantenerla en su lugar, que no permitirá que escape a su dominación, si no es así no podrán gozar del “subspace”.
Subspace
La meta para una sumisa es sentirse protegida, cuidada , querida y controlada, así que  pueden  caer en un estado que ellas llaman “subspace.” , Las sumisas hablan a menudo de “flotar” o “volar” cuando tratan de describir el “subspace”. Algunos hablan de estar en  un trance. Tanto Amos como sumisas hablan de un cambio dramático cuando la sumisa cae en el “subspace”. Se vuelve suave, maleable, amante y ofrecida y  muy feliz…
A %d blogueros les gusta esto: