La importancia de la identidad de una sumisa

Introducción
La mayor parte de mis comentarios están dirigidos a mujeres que exploran por primera vez su sumisión, supongo que también será lo mismo para los sumisos, pero no puedo asegurarlo con certeza. Hace poco, he conversado con mujeres que han pasado malas experiencias con Amos ( mentiras y traición) . Lo que sigue es un resumen de mi consejo de cómo superar dichos problemas.
¿QUÉ ES LA IDENTIDAD PROPIA?
En la forma que yo lo uso, “identidad propia ” es un sinónimo de autoestima, de valoración , de confianza en una misma, de una personalidad bien definida, es decir, estas y otras cualidades que ayudan a que una mujer sea capaz de mantenerse por si misma.
Naturalmente, para mucha gente el hecho de ser sumisa significa que no se está en la posición de tomar decisiones. Sin embargo, la identidad propia es muy importante a la hora de que una sumisa se forje su personalidad.
¿PORQUE ES LA IDENTIDAD PROPIA TAN IMPORTANTE?
       Tu Amo no va a estar siempre ahí
Es maravilloso poder decir: “mi Amo me protege”. Pero no siempre es así en la realidad. Puede pillarle el bus. O dejarte por otra. Esto ocurre.
He visto a tantas mujeres, que después de años de matrimonio se encuentran solas defendiéndose ante la vida. Y la crisis de identidad en tales casos no es pequeña.
        Prevee los malentendidos y otros abusos de confianza
Asegúrate de que hay una conversación honesta por ambas partes antes de que se caiga la primera pieza de ropa ya que así te evitarás errores y malentendidos. Los Amos son humanos y como tal, cometen errores.
Al saber tus límites y necesidades no habrá abuso de confianza. Definir claramente los límites (incluso si son probados) te ofrece una forma de crear un vínculo de confianza.
Si ves que el entiende y respeta tus límites, la confianza será mayor. Y si definís claramente los términos de la relación, se incrementará aún más dicha confianza.
¿COMO PUEDE CONSERVAR UNA SUMISA SU IDENTIDAD PROPIA Y SER SUMISA AL MISMO TIEMPO?
Habla antes de que algo ocurra
No habléis solo de los límites sino también lo que implican dichos límites. No necesitas ser minuciosa con respecto a lo que va a suceder durante el juego sino discutir los parámetros de los tipos de interacción ( por ejemplo, temas de seguridad y miedos con respecto a ciertos tipo de juego).
Un comentario que oigo muy a menudo es : “no sé qué preguntar “Empieza a hablar, así saldrán las preguntas. Empieza con preguntas fáciles , por ejemplo, referidas al sexo oral, todo el mundo tiene su opinión y sus preferencias . Si te sientes bloqueada, di : ¿Hay algo que deba preguntar? (presta atención a su respuesta).
Una razón por la cual debes hablar largamente sobre estos temas es que a los Amos sin escrúpulos o ineptos les aleja si no les interesas realmente. Es duro pero existen estos casos. Y yo les digo a las sumisas que vean a sus nuevos Amos como un coche de segunda mano, que no se dejan deslumbrar por el encanto exterior.
Si no se ha discutido antes, no lo hagas durante el juego
Una vez que el juego ha comenzado, las sumisas suelen verse envueltas en un estado de excitación y emoción . Pero si el Amo saca un cuchillo y nunca te había comentado que ocurriría, haz que lo suelte. Hazlo incluso con cosas tan inocuas como dildos . Asegúrate de que no ha sido usado por otra persona y que ha sido esterilizado convenientemente (ácido clorhídrico).
Un Amo jamás debe aprovecharse de una sumisa mientras está jugando. Hacerlo es un signo de debilidad. Probar los límites es una cosa y aprovecharse de ellos para sorprender desagradablemente es otra cosa. Y muy cobarde, por cierto.
Esto también se aplica a los collares: la decisión de ponerse un collar es muy seria y debe hacerse mientras las dos partes están en pleno control de sus facultades. He oído historias de sumisas a las que un Amo les ofrece su collar sin saber ellas antes qué es lo que conlleva.
Sucede así: después de jugar con una sumisa y de que ellas haya tenido un orgasmo o tres, el “supuesto” Amo pregunta: ¿Quién es tu Amo? ¿Quién te quiere a ti? Y, ¿qué se supone que tiene que contestar la sumisa? “Para ser sincera, me estoy viendo con algunos chicos, pero por favor, continúa con lo que estabas haciendo…”.
Que ocurrirá si ella dice: “Usted, mi Amo”. Entonces el Amo cogerá el collar y dirá : “Lleva esto como símbolo de tu sumisión hacia mí “. Una vez que ella ya lleva el collar, el le dice lo que espera de ella. Esto es totalmente nefasto. Si te pasa algo así, rechaza el collar , siempre puedes aceptarlo más tarde.
Con esto no quiero decir que todos los Amos sean iguales. Pero, ¡he oído esta historia ya tantas veces!. Y , si te pasó a ti y estás contenta con los resultados, bendita tú, yo creo que esta práctica es muy cuestionable.
Exige sinceridad. Plena confianza
Esto es aún más duro que las propias negociaciones. Parece que es un desafío a la autoridad del Amo. Pero la sumisión no es algo automático. Es una opción activa por parte de la sumisa cada vez que se la una orden. Por lo tanto, si una sumisa se da, debe exigir que su Amo sea totalmente sincero con ella.
La cruel realidad es que hay Amos que flirtean con varias sumisas al mismo tiempo sin saberlo ellas. Incluso hasta el punto de ponerle a una el collar y flirtear con varias a sus espaldas. Algunos Amos han prohibido a sus sumisas entrar al Irc para que no se enterasen de su promiscuidad.
Por ello es importante informar a tu compañero de todas tus actividades . Al menos así, tiene la información suficiente para aceptarte o no.
Ser sincera es algo más que no decir mentiras. La omisión también es una mentira.
Si un Amo no respeta tus limites, huye!!!
Si no los respeta ahora, no va a hacerlo después. No entres en el juego de ” Si me quisieras, lo harías” . La respuesta que tu debes dar es : “Si tu me quieres, debes ser honesto y franco conmigo “.
Un Amo seguro de sí mismo no debe tener problemas para respetar y entender tus límites. Y una vez que se han hecho estas negociaciones, tienes un montón de tiempo para demostrarle tu sumisión hacia Él.
De lo que estoy hablando es de un sentido de propiedad. Todo está en su sitio y está hecho a su hora. Requiere paciencia, resolución y determinación. A la larga, llevará a unas experiencias más enriquecedoras por ambas partes.
A %d blogueros les gusta esto: