Los derechos de una sumisa

 1. – TIENES EL DERECHO DE SER TRATADA CON RESPETO
 No solo tienes este derecho, pero tienes el derecho a demandarlo. Ser sumisa no de hace menos que cualquier  otra persona. La palabra “sumisa” describe tu naturaleza  y en ninguna forma te disminuye como ser humano. Tienes  el derecho de respetarte a ti misma.
 2. – TIENES EL DERECHO A SENTIRTE ORGULLOSA DE LO QUE ERES
 Ser una sumisa no es algo que deba traerte vergüenza o  sentimientos de reproche. Tu naturaleza sumisa es un regalo  y siempre debe de ser un centro de orgullo y felicidad.
 3. – TIENES EL DERECHO A SENTIRTE SEGURA
 Ser una sumisa no debe de hacerte sentir sentimientos de  temor, inseguridad o riesgo. La sumisión no es vivir en el filo o coquetear con el miedo. En cualquier situación debes  de sentirte segura o nunca habrá una verdadera rendición.
 4. – TIENES EL DERECHO A TUS EMOCIONES Y SENTIMIENTOS
Tus emociones y sentimientos vienen de ti y son tan validos  como los sentimientos de cualquier persona. Tienes el  derecho a ellos. Esos sentimientos, ya sean positivos o  negativos, te hacen lo que eres y el esconderlos solo  traerán la falta de felicidad luego. 
 
 5. -TIENES EL DERECHO A EXPRESAR TUS SENTIMIENTOS NEGATIVOS
 Ser una sumisa no te hace un objeto que ya no tiene  pensamientos negativos o preocupaciones. Tus preocupaciones  son reales y tienes todo el derecho de expresarlas. Si algo  no se siente bien, te molesta, te hace sentir mal o simplemente  no te gusta, entonces dilo. El no expresar tus sentimientos  negativos podrían dar la errónea impresión de que estas  contenta o satisfecha con algo que no es satisfactorio o  agradable.
6 – TIENES EL DERECHO A DECIR NO
 Ser una sumisa no te quita derechos a sentir disgustos  o sentimientos negativos acerca de las cosas. Si algo esta  pasando o va a pasar que te sientas marcadamente opuesta a  ello, es tu obligación de hablar. Recuerda, el no poder decir  NO, no es lo mismo que decir SÍ.
 
7. – TIENES EL DERECHO A ESPERAR FELICIDAD EN TU VIDA
 Ser una sumisa no equivale a sentirse miserable, sufrir o  pasar una vida de desesperación. Tu sumisión debe de traerte  felicidad, paz y satisfacción. Si no lo hace, entonces algo  esta mal
8. – TIENES EL DERECHO A TENER PARTICIPACION EN UNA RELACION
 Eres una compañera activa en una relación a la que entras y  tienes todos los derechos de contribuir en ella. Eres una  sumisa, no una pasiva. Una relación que no incluye tus  necesidades, pensamientos, esperanzas y deseos no es una en
 la que deberías estar primordialmente esto se aplica en la amistad, el compañerismo y en todas las relaciones.
A %d blogueros les gusta esto: